COVID-19: Acciones para reactivar la economía de Guatemala
Diversas entidades se han sumado a apoyar estas causas en Guatemala, así como de proponer y mejorar la comercialización de productos y servicios entre naciones para reactivar la economía y enfrentar los desafíos que con lleva el coronavirus.

Desde el inicio del brote de la nueva contingencia sanitaria, el único tema del que se escucha hablar es del COVID-19, las redes sociales y la web están saturas de esta información y a diario somos bombardeados por anuncios publicitarios que nos impulsan y/o motivan a través del miedo a comprar un sinfín de productos para evitar el contagio y que se propague más esta enfermedad.

Aunque muy poca importancia le ha dado la sociedad en general a las consecuencias económicas que podría generar la pandemia a corto, mediano y largo plazo. Sin embargo las entidades gubernamentales y otras entidades internacionales se han esforzado y han puesto de su parte para crear y diseñar planes que ayuden a levantar a las empresas y a las personas de la economía informal que se ven afectadas por el contexto actual, principalmente en países en vías de desarrollo.

Debido a esto, diversas empresas están cruzando una de las mayores crisis financieras y sociales que pareciera que no nunca tendrá fin. Ha perjudicado y alcanzado distintas esferas económicas, comerciales, políticas, tributarias y fiscales. Consecuentemente, se han cerrado fronteras y aeropuertos, lo que ha ocasionado que exista una desaceleración y se rompa la cadena de suministro y de logística. 

Inclusive en algunos países se comenzó a otorgar prórrogas de presentación de la declaración de renta, alivios fiscales, líneas de créditos, etc. Aunque la mayor parte de estos países, especialmente las mayores potencias, no han tomado muchas acciones al respecto, y han dejado que las personas tomen libremente la decisión de circular por las calles e ir a trabajar sin ninguna medida de prevención

Países como Guatemala han tenido una de las mejores respuesta ante esta crisis, debido a que desde que se presentó el primer caso el 13 de marzo del 2020, el gobierno ya estaba preparado con distintos planes de contingencia y diversas acciones a implementar para reactivar la economía del país, así como medidas para mejorar la calidad de vida de los infectados, y medidas restrictivas como el distanciamiento social y el toque de queda para mantener controlados a los ciudadanos que en un principio solo se vieron afectados por la falta de mascarillas y los insumos de limpieza e higiene para prevenir más brotes y hoy en día se ven más perjudicados por falta de ingresos.

No obstante, no ha sido la excepción ante esta situación, la cual ha aumentado en las últimas semanas y muchos negocios que no estaban preparados para afrontar la crisis económica que se veía que pronto llegaría al país. Por lo que algunos optaron por cerrar definitivamente, otros despidieron a su personal, y muchos otros tan solo suspendieron actividades hasta nueva orden. Aunque no hay que olvidar que el teletrabajo sigue siendo una de las opciones más factibles para continuar con las labores diarias.

El 18 de marzo, el presidente Giammattei solicito al Congreso la aprobación del plan de recuperación económica ante la pandemia del Covid-19, en donde solicitaba una ampliación presupuestaria de Q7.000 millones que es aproximadamente US$915 millones al cambio actual, para evitar un desplome total de la economía guatemalteca.  Y a partir de este punto todas las acciones que se llevaron a cabo han sido aplaudidas por muchos otros países que elogiaron las medidas y políticas que se implementaron para contener y mejorar el crecimiento económico.

Por esta razón, diversas entidades se han sumado a apoyar estas causas en Guatemala, así como de proponer y mejorar la comercialización de productos y servicios entre naciones para reactivar la economía y enfrentar los desafíos que con lleva el coronavirus. Algunas de estas acciones son:

  • La Federación de Cámaras y Asociaciones Exportadoras de Centroamérica y el Caribe (Fecaexa), respalda el hecho de que exista un comercio intrarregional sin limitaciones, dado que países como El Salvador quieren restringir el comercio de productos lácteos. Sin embargo esto significaría un retroceso a los logros obtenidos respecto al libre comercio entre países.
  • El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) puso a disposición de los países de Centroamérica y República Dominicana US $2 mil 800 millones (Q21 mil 588 millones), para que las naciones de la región puedan tener acceso a recursos para contrarrestar la crisis que está creando la pandemia y sus efectos en la economía en cuatro ejes, como una respuesta inmediata para la salud pública, asistencia a la población más vulnerable, ayuda a las empresas y sus empleados. También ha trabajado en programas de emergencia para la sostenibilidad macroeconómica y fiscal y en el desarrollo de un programa de fortalecimiento de política pública y gestión fiscal
  • Además en el sector de la construcción, específicamente en los proyectos inmobiliarios en proceso,  se propone extender los períodos laborales durante un semestre en donde los trabajadores podrán obtener mayores ingresos y cubrir los endeudamientos en los cuales hayan incurrido durante el lapso de cuarentena. Los contratistas y los subcontratistas también se recuperarán y optimizarán su situación financiera.
  • El Ministerio de Economía lanza un Plan de Reactivación Economía de Patzún, Chimaltenango con el fin de impulsar las actividades productivas y apoyar a los productores nacionales de este sector. Más de 1 mil 500 productores serán beneficiados con este plan. Por lo que los empresarios de Patzún tendrán la oportunidad de convertirse en proveedores debido a que la Unidad de Promoción Comercial de la Dirección de Servicios Empresariales del Viceministerio de Desarrollo de la Mipyme en conjunto con la Municipalidad de Guatemala, en realizar una visita a los productores para darles la oportunidad de vender o colocar sus productos en la Central de Mayoreo.
  • Según el Diario de Centroamerica, el Crédito Hipotecario Nacional (CHN), contemplará la creación de nuevos productos financieros de apoyo a las mipymes, lo cual permitirá que las empresas interesadas, mediante un contrato de factoraje, puedan ceder la factura u otro documento de crédito a cambio de un anticipo total o parcial. Además, se tendrá acceso a créditos con bajas tasas de interés.