Factores económicos que se ven afectados por el Covid-19
Este articulo tratará de exponer cuales han sido los distintos factores que se han visto afectados en la economía de los distintos países. Así como los sectores de la economía que se estancaron debido a las medidas restrictivas como el distanciamiento social y el cierre de fronteras.

Actualmente, el mundo está viviendo uno de los escenarios más drásticos que nadie se imaginaba que pasaría, y que por lo general lo asociamos a películas donde sus actores pasan una serie de eventos desafortunados para lograr salvar a la humanidad. Aunque la realidad es otra, el brote del virus se estima que inicio en Diciembre del 2019 en Wuhan, China. Sin embargo no se tiene claro ni quien fue el paciente cero, y solo hay ideas circunstanciales sobre los posibles factores que pudieron originar el contagio. Además sigue en proceso los estudios para descubrir la vacuna que podría contrarrestar los efectos de este virus.

No obstante, este articulo tratará de exponer cuales han sido los distintos factores que se han visto afectados en la economía de los distintos países. Así como los sectores de la economía que se estancaron debido a las medidas restrictivas como el distanciamiento social y el cierre de fronteras.

El coronavirus o como su nombre científico Sars-CoV2 ha provocado el deceso de muchas personas alrededor del mundo, sin embargo también ha hecho que los gobiernos tomen decisiones sobre la marcha e improvisen y que las empresas se vean perjudicadas económicamente debido a diversos factores políticos que limitan la libre locomoción y hacen que distintos comercios cierren sus puertas por la simple razón de ser servicios no esenciales, causando impacto en sus utilidades, así como generando una mayor tasa de desempleo, lo que provoca una reducción significativa en los ingresos per capita por familia.
En Latinoamérica los pronósticos para el empleo no eran buenos y tras la llegada de la pandemia son peores. Según la OIT el desempleo de 8.1% del 2019 aumentaría a 8.4% en 2020. Aunque esto fue antes de la crisis.

La pandemia actual es la primera cuya evolución se sigue en tiempo real, y cuyos datos cambian cada día. Las políticas de prevención y cuarentena, aunque indispensables, ocasionan que se reduzca la inversión y que los consumidores disminuyan su gasto. La OCDE redujo su pronóstico de crecimiento global para 2020 de 2.9% a 2.4%, y con perspectiva a la baja. Según CEPAL estima una contracción de -1,8% del PIB regional, lo que podría llevar a que el desempleo en la región suba en diez puntos porcentuales.

Posibles escenarios
  • Un escenario negativo, con una alta tasa de contagio y expansión del virus de 2020, ocasionaría una caída del PIB mundial de un -5%.
  • Un escenario moderado con un 30% de personas infectadas y una tasa de mortalidad del 0.3%, no ocasionaría una recesión pero sí un menor crecimiento del PIB mundial, que pasaría del 2.4 %, a un rango de entre 1.6% y 2%.
  • Aunque en un escenario de recuperación rápida que se considera el menos probable, en el que los brotes se contienen el impacto económico queda restringido al primer semestre de 2020 y el crecimiento del PIB se afectaría solo en un par de puntos básicos en el primer trimestre.
Sectores

Sectores productivos como los restaurantes y hoteles, el turismo, el transporte, la aviación y aerolíneas, la industria automotriz, la energía y combustibles y en cierto porcentaje los bienes de consumo se verán perjudicados severamente. Asimismo la crisis sanitaria también afectara la producción y las cadenas de suministro globales, lo que implicaría daños adicionales a la economía mundial

Países como Guatemala, donde su gobierno tomo medidas de prevención mucho antes de que apareciera el primer contagio a nivel nacional, han puesto en marcha diversos programas para reducir la crisis económica y ayudar a las personas en situación de alta vulnerabilidad por las restricciones establecidas para evitar la propagación del coronavirus.
Las economías más fuertes a nivel global también han reaccionado con medidas muy agresivas de impulso económico como la reducción de tasas de interés, líneas de crédito preferenciales, prorrogas fiscales y flexibilidad de reglas laborales que pueden aminorar la desaceleración productiva.

Otro sector afectado serían los mercados financieros ya que muchas empresas se han visto perjudicadas por no tener suficiente liquidez para afrontar la crisis y/o no tienen planes de gestión de crisis para reducir el impacto, lo que refleja que los agentes financieros han adoptado posiciones de inversión que no son rentables. En USA el mercado bursátil tuvo una caída del 20%, haciendo que los mercados estén un 35 % por debajo.

En conclusión, la desaceleración económica global junto a la posibilidad de propagación de la pandemia provocará un aumento del desempleo y afectará diversos sectores. Sin embargo no hay que olvidar que siempre es necesaria la implementación de planes gubernamentales para proteger a los trabajadores vulnerables y apoyar directamente a las PYMES para la reactivación económica.