Implicaciones de la reestructuración de la cadena de valor ante el COVID-19
Ante la situación actual del COVID-19 la mayoría de las empresas se han visto afectadas en su cadena de valor por eventos fortuitos de logística, tales como disposiciones gubernamentales con relación al cierre de fronteras y al cumplimiento de estrictos protocolos en la manipulación de cargas en los distintos puertos y aeropuertos.

Ante la situación actual del COVID-19 la mayoría de las empresas se han visto afectadas o interrumpidas en su cadena de valor por eventos fortuitos de logística, tales como disposiciones gubernamentales con relación al cierre de fronteras y al cumplimiento de estrictos protocolos en la manipulación de cargas en los distintos puertos y aeropuertos.

A su vez, se ha convertido en una necesidad disminuir las operaciones en manufactura, distribución y prestación de servicios al no contar con todo su personal por temas como:  distanciamiento social, cuarentena y aislamiento, y también al adaptarse con nuevos productos y/o servicios acordes a la mitigación de dicho virus. Situaciones que han impactado en sus operaciones diarias, sobre todo han sufrido alteraciones en las transacciones intercompañía.

De acuerdo con la definición de Michael Porter, la cadena de valor es una herramienta que ayuda a determinar las actividades que se llevan a cabo dentro de la empresa y agregan valor al producto o servicio, con la finalidad de brindar la máxima calidad de servicio y producto al cliente, y crear una ventaja competitiva en el mercado.

¿Qué elementos componen a la cadena de valor?

Según el esquema propuesto por Porter, la cadena de valor está constituida por tres elementos básicos:

  • Actividades primarias: tienen su función directamente relacionada con la creación física, la venta, el mantenimiento y el apoyo de un producto o servicio.
  • Actividades de apoyo: son aquellas actividades que agregan valor al producto pero que no están directamente relacionadas con la producción y comercialización de éste, sino que más bien sirven de apoyo a las actividades primarias.
  • Margen: es la diferencia entre el valor y los costos totales incurridos por la empresa para desempeñar las actividades generadoras de valor.

La cadena de valor permite identificar de mejor manera las fortalezas y debilidades en una empresa, sobre todo cuando se compara con las cadenas de valor de empresas competidoras, para detectar mejores fuentes potenciales de ventajas competitivas, y comprender mejor el comportamiento de los costos.

Es decir, una adecuada gestión de una cadena de valor por lo general se transforma en una ventaja competitiva, debido a que ayuda a aumentar la rentabilidad de la empresa al identificar y eliminar actividades que no añaden valor a los productos.

El COVID-19 provoca la reestructuración del modelo tradicional de la cadena de valor

Las industrias con pocas opciones de abastecimiento de componentes críticos y/o niveles de inventario disponibles más bajos son especialmente susceptibles a la interrupción de la cadena de valor, sin embargo, ninguna industria es inmune a la irrupción del COVID-19.

Lo anterior tiene relación con la propagación rápida del virus y el bloqueo de varias regiones y economías, la interrupción es notable y significativa.

Las interrupciones han provocado importantes efectos económicos para las empresas, esto debido a los atrasos que se han presentado. Estos retrasos representan disminuciones representativas en operaciones y hasta paros de producción. Siendo así en gran parte de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. Y las industrias no esenciales han sido obligadas a detener su producción durante el periodo entre marzo-mayo 2020.

Las cadenas de valor están integradas globalmente, y la contingencia actual ha afectado en la capacidad de cumplir con las entregas en tiempo y forma, lo que a su vez ha provocado la desestabilización de toda la cadena de valor en la mayoría de las industrias.

Según Erick Sherman, el 94% de las empresas de la lista Fortune 1000 están experimentando algún nivel de interrupción en la cadena de valor.

Asimismo, se estima que el 75% de las empresas han tenido impactos negativos o muy negativos en sus negocios y el 55% de las compañías planearon rebajar sus proyecciones de crecimiento o bien ya lo han hecho.

Por su parte, los líderes empresariales tomaron decisiones rápidas y aplicaron medidas inmediatas para mantener las operaciones comerciales para servir a sus clientes y comunidades, así como también han protegido y apoyado a sus trabajadores.

De igual manera, algunas empresas no solamente han visto interrumpidas sus operaciones, por lo tanto, también han afectado la cadena de valor propia y global del grupo empresarial al que pertenecen o bien para mantener sus operaciones han alterado su giro de negocio emergiendo en el desarrollo y/o venta de productos que el mercado está demandando actualmente.

¿Qué implicaciones conlleva en precios de transferencia?

En el siguiente gráfico se presentan algunas de las implicaciones en Precios de Transferencia correspondientes a la reestructuración de la cadena de valor.

¿Qué es un análisis o informe preliminar?

Ante las implicaciones de precios de transferencia en la reestructuración de la cadena de valor por interrupciones provocadas por el COVID-19, es recomendable que para el análisis de las transacciones correspondientes al periodo fiscal 2020 se realice un análisis preliminar meses antes del cierre de dicho periodo.

Esta fase consiste en desarrollar un informe o análisis mediante el cual el consultor evalúa las operaciones nuevas o habituales tranzadas por las compañías con sus partes relacionadas meses antes del cierre del periodo fiscal analizado.

De acuerdo con lo anteriormente mencionado, se deben detectar cada una de las operaciones realizadas entre partes relacionadas o bien informar si las operaciones son las habituales al año anterior, a su vez, proveer estados financieros con corte al mes analizado para generar un escenario preliminar del rango intercuartil para lo toma de decisiones.

De esta manera, se genera la oportunidad de realizar los ajustes pertinentes a la razón financiera empleada para la comparativa con las de terceros independientes que operan en la misma industria realizando operaciones en condiciones similares a las analizadas, correspondientes a una fuente de información pública. Esté se realiza con el fin de no presentar perjuicio fiscal ante la Administración Tributaria. A continuación, se presenta un ejemplo de una operación de venta de productos:

Tal como se muestra en el presente gráfico, el realizar un análisis preliminar permite efectuar el pertinente ajuste a la razón financiera empleada para el análisis de la operación de venta de productos generando que está deje de estar fuera del rango del rango intercuartil. Situación que causa perjuicio fiscal ante la administración tributaria.

De esta manera, mediante dicho ajuste asegura que la misma se encuentre cumpliendo con el principio de plena competencia en el Estudio de Precios de Transferencia realizado al finalizar el periodo fiscal analizado.

Por lo tanto, ante la irrupción en las cadenas de valor y sus implicaciones en precios de transferencia, al tener que sustentarlo ante la administración tributaria, se considera indispensable que se realice un control financiero para medir los efectos en los primeros seis o siete meses del año, para luego realizar un análisis preliminar en los nueve o diez meses del año, realizar los ajustes que sean necesarios y de esta forma, evitar posibles fiscalizaciones. Si tu empresa desea prepararse con anticipación al cierre del periodo fiscal, permítenos asesorarte a ti también y de igual manera, ante cualquier proceso de fiscalización que la administración realice a tu empresa, estamos para servirte.

Escrito por: Hugo Martinez / Analista de Precios de Transferencia